Como funciona

El crédito es un componente importante den todas las economías, pero cada mercado no tiene el mismo nivel de acceso al crédito. Lime entiende eso y ha intentado rellenar los vacíos que existen en las ofertas de créditos de los bancos tradicionales usando su plataforma online y sus algoritmos de calificación patentados para hacer el crédito disponible donde sea específicamente necesario y pueda impactar positivamente en las vidas financieras de las personas.

PRÉSTAMOS EN METÁLICO INMEDIATOS

Desembolso único / plazo de amortización único de hasta 30 días y cantidades hasta 400 Euro (según el país)
Los solicitantes se califican según el algoritmo y reciben su préstamo en minutos a través de su canal escogido. Una vez aprobado los clientes gestionan el desembolso, el canal de entrega, la amortización y los cambios de los términos del préstamo mediante su cuenta online.

PRÉSTAMOS A PLAZOS

Desembolso único / plazo de amortización repartido en hasta 6 meses y cantidades hasta 700 Euro (según el país)
Típicamente solo ofrecido a clientes que vuelven a Lime, los préstamos a plazos de Lime están ideados para cubrir mayores gastos o compras significativas, y vienen con total flexibilidad de autogestión y conveniencia de nuestros préstamos en metálico, pero disponibles a intereses menores y con mayores plazos de amortización. Los clientes deben tener una cuenta bancaria o tarjeta de débito para solicitarlo.

CRÉDITO ROTATIVO

Desembolso múltiple / fechas de amortización múltiples para términos variables y cantidades hasta 500 Euro (según el país))
Igualmente, solo ofrecido a clientes que vuelven a Lime, los productos de crédito rotativo de Lime están ideados para proporcionar a sus clientes una colchón constante siempre disponible para ayudarle a suavizar y estabilizar su liquidez, y viene con toda la flexibilidad de autogestión y conveniencia de nuestros otros productos pero están disponibles totalmente bajo demanda. Una vez aprobado, los clientes deciden ellos mismo cuando, si, y en qué cantidad de dinero quieren retirar su linea de crédito rotativo. Los clientes también deben tener una cuenta bancaria o una tarjeta de débito para solicitarlo, y Lime espera que este producto finalmente se convierta en una tarjeta de crédito de marca Lime.

Aunque los productos de Lime son servicios tradicionales financieros, el alma del grupo es una plataforma online capaz de captar automáticamente a los clientes, evaluarlos y conceder préstamos. Lime aprovecha su plataforma tecnológica para adaptarse a la conveniencia de sus clientes y aumentar la precisión de la decisión del préstamo. Comparado con los proveedores tradicionales de servicios financieros e hipotecarios, la plataforma Lime facilita beneficios a sus clientes y la empresa, esto es:

  • Como la plataforma es online, el proceso completo puede realizarlo un solicitante con un PC o un smartphone. No es necesario que los clientes vayan a ningún lugar, y Lime siempre está abierto. Los clientes controlan todos los aspectos del desembolso de su préstamos y amortización a su conveniencia mediante su cuenta online segura.
  • Como el proceso está automatizado, nada depende de papeles o emails entre clientes y la Empresa o entre los empleados internamente. Una vez que el solicitante introduce sus datos personales y consiente que nuestro sistema recabe información de otras fuentes, no se necesita ninguna intervención humana. Las solicitudes se evalúan y los préstamos se conceden automáticamente. Los clientes normalmente esperan solo unos pocos minutos para la decisión, y -si se aprueba- los clientes mismos seleccionan cuando y a través de qué canal (depósito directo, dinero electrónico, transferencia, etc.) desean recibir la cantidad prestada.
  • Como usamos algoritmos patentados y un montón de datos para evaluar las solicitudes, podemos tomar mejores decisiones y ofrecer nuestros productos a una población que no se siente bien atendida por los bancos y proveedores de servicios financieros tradicionales. La experiencia nos ha demostrado que la calificación de Lime es un mejor predictor de la amortización del préstamo (solvencia) que un método tradicional de evaluación de riesgos crediticios. Los historiales de créditos comercialmente disponibles también son revisados como parte del proceso de estudio de Lime, pero la naturaleza de otros datos disponibles y deducidos a partir de los solicitantes es a menudo un indicador más preciso de las tendencias financieras que su pasado crediticio. Cuanto más solicitantes evaluamos y más préstamos concedemos, mejor lo hacemos. Los algoritmos de calificación de Lime se retro-alimentan; constantemente analizan el historial del solicitante buscando correlaciones ente los datos que predicen los resultados eficientemente.

Más que el simple beneficio obvio de la conveniencia y de los insignificantes sobrecostes gracias a la automatización del proceso y la disponibilidad online, el algoritmo de Lime conduce el negocio hacia el beneficio de todos. Incluso cuando a un solicitante se le deniega el préstamo, tiene la opción de mantener su solicitud activa y, si procede, los algoritmos de Lime continúan evaluando la solicitud con la entrada de nuevos datos disponibles y luego automáticamente notifica al solicitante de cualquier cambio en el estado de su solicitud.

En algunos mercados, está disponible una evaluación crediticia y una guía fiable sobre solvencia, pero ese no es generalmente el caso en países en desarrollo donde gran parte de la población no están registrados en el sistema bancario tradicional. A menudo, la norma es que la gente tenga una cuenta bancaria solo para domiciliar su nómina o pagos de prestaciones públicas, pero no mantienen regularmente el dinero en la cuenta y continúan realizando la mayor parte de sus transacciones en metálico.

Sin embargo, a pesar de que esta gente aún no ha sido captada por los bancos y el mercado financiero, sí ceden ante la movilidad e internet. Y como ellos participan en comunicaciones online, compras online y redes sociales, ellos generan datos que pueden consultarse para predecir los resultados de un crédito. A menudo, sus vidas online nos cuentan más sobre ellos que su historial bancario cuenta a los proveedores de créditos financieros. Combinando otros datos con nuestras conclusiones obtenidas, somos capaces de ofrecer productos crediticios a gente que normalmente no podría considerar y usualmente no estaría aceptada por bancos tradicionales - todo esto mientras fijamos unos gastos por defecto bajos.

Pero no estamos espiando a la gente y recopilando datos indiscriminadamente. El sistema Lime solo funciona una vez que alguien realiza una solicitud y explícitamente nos concede permiso para recopilar sus datos.

Ejemplos de tipos de datos involucrados en el proceso de suscripción de Lime
Información personal Datos fijos Información pública Información disponible comercialmente Inferencias
Fuente: el solicitante introduce sus datos Fuente: datos de navegación y conexión Fuente: datos e historial online Fuente: Lime compra el acceso a bases de datos Fuente: Evaluación del crédito retro-alimentado de Lime
Número id. tasa Fecha /hora solicitud Asociaciones de redes sociales Antecedentes penales Generalmente esto es dos preguntas realizadas de diferentes formas:
Cuenta bancaria Dirección IP de donde se cumplimenta la solicitud Registros judiciales Historial crediticio 1. ¿Qué factores tiene este solicitante en común con otros?
Estado civil Tiempo de cumplimentación de la solicitud Listas negras Registros de seguros 2. ¿Cuáles fueron los resultados de los préstamos de esos otros solicitantes?

Una vez traspasada esta línea es difícil ver como datos aparentemente irrelevantes pueden usarse para construir un cuadro muy representativo y relevante.

Pero la tecnología de Lime no finaliza con estos algoritmos de calificación/evaluación. Entendemos que nuestros clientes quieren trabajar con una plataforma sólida y de confianza. Para ello, Lime es una de las pocas empresas en el sector que cumple plenamente con los estándares de seguridad digital para tarjetas de crédito (Payment Card Industry Digital Security Standard, PCI DSS), que incorpora el control de acceso físico, seguridad del sistema por niveles e inspecciones y auditorías para asegurar que la información personal del cliente no se desvela.